Gladys Martínez -

Analista especialista en seguridad informática y ciberdefensa

destacada Gladys Martínez
"Me animé a salir de la zona de confort"

Es la primera mujer de la Fueza Aerea Argentina que comanda el equipo responsable del desarrollo de software para simuladores de vuelo, artillería y juegos de guerra, que usan los pilotos –por ejemplo, Simulador del avión Pucará– Juego de Guerra Aérea Fénix, para su entrenamiento.

Desde 2015, Gladys Martínez es Jefa del Centro de Simulación y Juegos de Guerra, dependiente de la Dirección General de Investigación y Desarrollo de la Fuerza Aérea Argentina. En 2019 fue ascendida a Mayor . Esta al frente de once hombres de diferentes perfiles profesionales: ingenieros, analistas de sistemas, especialistas en bases de datos, en redes y diseñadores. Sus jornadas laborales son siempre diferentes: gestiona, prepara informes, planifica y controla que se cumplan todos los objetivos.

Como Jefa de División Informática, es responsable de la concientización, implementación y control del cumplimiento de las políticas de ciberseguridad y Ciberdefensa, establecidas por la Dirección General de Comunicaciones e Informática y la Dirección de Ciberdefensa de la Fuerza Aérea Argentina.

En su tiempo libre, es vocera de Argentina Cibersegura, una ONG sin fines de lucro que trabaja para crear un espacio digital seguro a través de actividades de concientización y educación, brindando charlas en los colegios para niños, niñas, adolescentes, maestros y profesores.

Gladys Martínez es Licenciada en Análisis de Sistemas por la Universidad de Buenos Aires, donde también cursó la Especialización en Explotación de Datos y Descubrimiento del Conocimiento (Data Mining) y posteriormente la Maestría en Seguridad Informática. Ha sido becada por la Organización de Estados Americanos (OEA) en varias oportunidades para capacitarse en el área de Ciberseguridad y Ciberdefensa.

En abril de 2018, fue invitada a participar en el II Foro Internacional de Género y Ciberseguridad organizado por el Ministerio de Modernización y la Organización de los Estados Americanos (OEA), del panel “Oportunidades de desarrollo profesional en el ámbito de la Ciberseguridad: Casos de Éxito”. Donde relató su camino dentro de la fuerza para llegar al puesto que ocupa hoy en día y las oportunidades de desarrollo que la FAA le brindó.

Hace veintiocho años que forma parte de la Fuerza Aérea Argentina (FAA). Comenzó como suboficial y su primer destino fue el Área Meteorológica de Aeroparque. Durante ocho años trabajó como auxiliar de pronósticos, asistiendo a los pronosticadores en su asesoramiento meteorológico a los pilotos en la programación de sus vuelos, desde que salían hasta que llegaban a destino.

En el año 1998 fue destinada al Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que en ese entonces dependía de la FAA.

La FAA, a través del SMN fue uno de los primeros Organismos Nacionales con presencia en internet, con el sitio www.meteofa.mil.ar (hoy www.smn.gov.ar), desarrollo del cual participó la entonces Cabo Principal Martinez. “Por esa labor recibí un premio a la iniciativa. Fue la primera vez que dentro de la Fuerza una mujer –y suboficial– recibía esta mención”, recuerda.

Una de las decisiones más importantes que tomó en su carrera fue pasar del cuadro de suboficiales al de oficiales, lo que le significó tener otras funciones y responsabilidades.“Con más de 30 años de edad, volví a hacer el entrenamiento militar que había hecho a los 20. De esa manera me facilité poder crecer profesionalmente en la fuerza”.

En efecto, le dieron la oportunidad de entrar a trabajar al Ministerio de Defensa, en el Departamento de Sistemas de la Dirección General de Servicios Logísticos. “Yo venía de Desarrollo, pero pasé a gestionar proyectos y descubrí la seguridad informática. Fue ahí que encontré mi pasión, sin embargo es la Dirección General de Investigación y Desarrollo la gran impulsora de mi desarrollo profesional”.

En el área que dirige, actualmente se está trabajando en la construcción del laboratorio de ciberdefensa, y en el mantenimiento y actualización de dos softwares que han sido premiados muchas veces.

Uno es el juego de guerra Fénix, que se usa para entrenar en la planificación a los oficiales en la Escuela de Guerra Aérea y también en otras fuerzas aéreas iberoamericanas, a través de un convenio que permitió cederlo a las Fuerzas Aéreas de Perú, Paraguay, Ecuador, Venezuela, Uruguay, Bolivia y España. Se trata de un software vivo, que va creciendo todos los años: el equipo lo adapta, y da cursos de actualización y capacitación para su uso.

El otro software destacado es el Mula (Módulo Unificado de Logística Aérea) que se utiliza desde 2010, en el marco del SICOFAA (Sistema de Cooperación de las Fuerzas Aéreas Americanas), un organismo que nuclea a países que tienen un acuerdo de mutua ayuda humanitaria. El MULA es la herramienta informática principal del sistema para el desarrollo de ejercicios y casos reales de ayuda humanitaria en desastres naturales o antrópicos.

Para estar preparados, se hacen ejercicios virtuales y se trabaja en la planificación coordinada ante eventuales catástrofes. Durante 2018, Gladys estuvo capacitando en Panamá a los miembros del Servicio Nacional Aeronaval, en el uso del MULA, herramienta tecnológica para el manejo de emergencias.

En la esfera militar, las mujeres “tenemos cada vez más presencia en cargos de responsabilidad y liderazgo, en un área ocupada antiguamente en su mayoría por hombres”, dice.

Está convencida de que “somos más analíticas y multitarea, somos necesarias. Está claro que tenemos otra mirada y otra forma de trabajar que complementa la mirada masculina”.

Destaca además, que a lo largo de su carrera en la Fuerza Aérea nunca encontró trabas, siempre fue alentada a crecer y capacitarse, orgullosa de su reciente ascenso al rango de Mayor: “Quiero seguir aprendiendo y poder aplicar lo que estudio, romper estereotipos, superar límites e innovar”.

Fotos por Sofía Suaya